Una Nochevieja Inolvidable en París

Maria Cecilia Pazmiño

Este año decidí hacer algo diferente. Por primera vez en 22 años, elegí pasar el fin de año fuera de Ecuador, mi país natal. Mi destino: París, una ciudad envuelta en un misterio romántico, a pesar de su cielo nublado. Era el escenario perfecto para una aventura inolvidable.

Mis Primeros Pasos en París

Mi aventura parisina comenzó en uno de mis lugares favoritos de la ciudad: los Jardines de Luxemburgo. Allí, con una cámara desechable, una botella de vino personal y mi cuaderno de viaje, me sumergí en la belleza de París.

Un Encuentro Cultural: Picasso y Gertrude Stein

De manera espontánea, decidí visitar una exposición de Pablo Picasso y Gertrude Stein en el Museo de Luxemburgo, ubicado justo detrás de los jardines. Fue una experiencia cultural enriquecedora que me conectó aún más con el arte parisino.

Una Nochevieja Inolvidable en París

Una Delicia Culinaria en «Blanca»:

En el restaurante «Blanca», ubicado en el XI distrito de París, disfruté de una exquisita combinación de la cocina francesa con un toque argentino. Platos como empanadas de gorgonzola, entrecôte, entraña y un irresistible flan de dulce de leche deleitaron mi paladar.

Explorando la Ciudad

Pasé los siguientes días absorbiendo cada detalle de París. La belleza de la ciudad, la espontaneidad de mis planes y el placer de caminar bajo la lluvia mientras escuchaba a Edith Piaf, fueron elementos que hicieron de esta experiencia algo único.

Mis Lugares Favoritos y Recomendaciones

Descubrí varios rincones mágicos en París, entre ellos el Puente Alejandro III, Montmartre, la Basílica del Sacré Coeur y la librería Shakespeare & Company cerca de Notre Dame. Lugares que recomiendo fervientemente a cualquier visitante.

La Importancia de la Compañía

Un aspecto crucial de mi viaje fue la compañía de amigos. Compartir los últimos días del año con ellos me hizo reflexionar sobre la importancia de la amistad y el valor de un abrazo sincero.

Termino este relato agradecida por una Nochevieja inolvidable y con el deseo ferviente de seguir explorando los rincones de París. Esta ciudad no solo capturó mi corazón, sino que también me regaló momentos que atesoraré por siempre.

También te puede interesar leer sobre: Visitas sin reserva

Share the Post:

Related Posts