Raffaelli Ristorante

Recientemente tuve la oportunidad de visitar Raffaelli Ristorante, un lugar que ahora se encuentra entre mis destinos italianos favoritos en la ciudad. No es solo un restaurante; es una experiencia que te transporta directamente a Italia, y hoy quiero compartir esa experiencia con vosotros.

El Sabor que me Llevó a Italia

Comenzaré con lo más destacado: el Spaghetti Vongole. Si hay algo que me hace volver a un restaurante italiano, es un buen plato de pasta, y Raffaelli lo clava. Cada bocado me recordaba a los sabores auténticos de Italia, una verdadera delicia para cualquier amante de la pasta.

Un Restaurante con Alma

Detrás de este encantador lugar, hay dos hermanas de Lucca, Italia. Ellas son el corazón y el alma de Raffaelli, aportando no solo sus recetas, sino también una cálida hospitalidad que te hace sentir parte de su familia.

Un Viaje en el Tiempo

Al entrar, me envolvió una atmósfera que me transportó a otro lugar y tiempo. Cada rincón del restaurante está adornado con objetos y recuerdos de la casa de su abuela en la Toscana. Estar allí es como hacer un pequeño viaje a una acogedora casa italiana, repleta de historias y tradiciones.

El Mejor Tiramisú

Y no puedo dejar de mencionar el tiramisú. He probado muchos, pero el de Raffaelli es sin duda el mejor. Equilibrado, cremoso, con el toque justo de café… simplemente perfecto.

Una Historia de Pasión y Tradición

La historia de Raffaelli Ristorante es tan fascinante como sus platos. Sandro Raffaelli, originario de Lucca en la Toscana, llegó a Barcelona tras una exitosa carrera en la restauración en Italia. Debido a problemas de salud, decidió quedarse en la vibrante capital catalana. Junto con sus hijas, Greta y Gioia, Sandro ha conseguido crear un rincón de Italia en Barcelona. El restaurante refleja no solo su amor por la cocina italiana, sino también la unión y fuerza de una familia que ha sabido llevar su legado más allá de las fronteras de su país.

Un Ambiente que Encanta

Raffaelli no es solo comida; es también un viaje a través de la cultura italiana. El restaurante, ubicado en el barrio de Gràcia, consta de tres espacios únicos: Sala Gioia, Sala Viola y un altillo privado llamado Greta, cada uno ofreciendo una atmósfera distinta, pero igualmente acogedora.

Raffaelli Ristorante es más que un lugar para comer; es una experiencia que te llena el alma y el paladar. Si estás en Barcelona y quieres sentirte como en una auténtica casa italiana, este es el lugar. No solo te llevarás un gran sabor de boca, sino también el calor de una verdadera experiencia italiana.

También te puede interesar leer sobre: InterContinental Barcelona

Share the Post:

Related Posts