Flash flash

Cuando aterricé en Barcelona, la ciudad me abrazó con sus encantos y secretos culinarios, y entre todos esos descubrimientos, Flash Flash se convirtió en mi refugio gastronómico.

‘Es uno de los restaurantes de toda la vida; cuando llegué a Barcelona, me encantaba venir aquí’, confieso con una sonrisa nostálgica.

Vivir cerca tenía sus ventajas, y convertirme en un cliente habitual de este lugar se convirtió en una tradición que iba más allá de simplemente deleitar mi paladar con sus deliciosas tortillas. Era como tener un pedazo de hogar en cada bocado, un consuelo familiar que marcó mis primeros días en esta ciudad vibrante y acogedora.

Ubicación y Horario

Ubicado en La Granada del Penedes, 25, Barcelona, Flash Flash abre sus puertas para deleitar a sus comensales en horarios estratégicos. Desde la 1:00 PM hasta las 5:00 PM y luego desde las 8:00 PM hasta las 12:30 AM, el restaurante ofrece una experiencia gastronómica única que se adapta tanto a almuerzos como a cenas.

Historia y Decoración

Hace más de 45 años, Flash Flash fue concebido por dos parejas visionarias, entre las que se encontraba el renombrado fotógrafo Leopoldo Pomés. La magia del lugar no solo reside en sus exquisitas tortillas, sino también en su diseño interior distintivo. Las paredes están adornadas con esténciles creados por Karin Leiz, la esposa de Pomés, y la decoración predominantemente blanca infunde al espacio un aura contemporánea que ha perdurado durante más de 50 años.

Gastronomía

Flash Flash se destaca como el templo de las tortillas en Barcelona, ofreciendo a sus comensales más de 50 variedades en su diverso menú. Además de las tortillas, el restaurante presenta una selección de hamburguesas, entre las cuales se encuentra aquella que Paul Newman, el célebre actor, proclamó como la mejor de su vida a finales de los años setenta.

Popularidad y Clientela

Flash Flash no es solo un lugar para disfrutar de una deliciosa comida; es un testamento vivo de la historia de Barcelona. En los años 70, fue el punto de encuentro de la élite local conocida como la Gauche Divine. Aunque los tiempos han cambiado, la fama y popularidad de Flash Flash persisten, consolidándose como un clásico de la ciudad que atrae tanto a habitantes como a turistas.

Flash Flash no es simplemente un restaurante; es un monumento culinario que ha resistido las pruebas del tiempo. Sumérgete en la rica tradición gastronómica de Barcelona y descubre por qué Flash Flash sigue siendo un lugar imprescindible para los amantes de la buena comida y la historia.

También te puede interesar leer sobre: Miró-Picasso

Share the Post:

Related Posts